Lo atractivo de la Inteligencia de Negocio (Business Intelligence) es que es aplicable a cualquier tipo de organización sin importar el tamaño o sector al que pertenezca y es por ello que es valioso que todo gerente conozca algunas técnicas de Minería de Datos. Al leer el título, se preguntarán qué tiene que ver la Minería de Datos con pañales y cervezas. Pues bien, esta misma pregunta fue la que se hizo una cadena de supermercados, que al aplicar la técnica de minería de datos conocida con el nombre de análisis del carrito de compras (market basket analysis), obtuvo ciertos descubrimientos. That consistently have events online shopping and traditional shopping essay with free food! Con esta técnica se encontraron algunos hallazgos muy obvios, como por ejemplo, que las personas que compran whisky también compraban bebidas gaseosas o que si compraban platos desechables también compraban cubiertos desechables, sin embargo, de todos los patrones encontrados uno justificó la inversión en el análisis de datos. El descubrimiento indicaba que existía una correlación estadística notable en las ventas de pañales desechables y cervezas los viernes por la noche, y que al profundizar sobre los clientes que realizaban dichas compras determinaron que eran realizadas por hombres entre 25 y 35 años. La cadena de supermercados al ver este patrón de ventas, comenzó a organizar sus estantes los días viernes de manera tal que la cerveza y los pañales estuviesen juntos, con el fin de mejorar la experiencia al cliente. ¿Cómo puedo aplicar el análisis del carrito de compras en mi negocio?

Primero debemos comprender en que consiste la técnica de minería de datos del carrito de compras. Éste se basa en asociación y utiliza la historia de compras de los clientes para establecer grupos o segmentaciones. Veamos un ejemplo básico:

Imaginemos que trabajamos en una ferretería y el mismo día tres personas realizan la siguiente compra: la primera persona compra pintura, espátula y removedor de pintura; la segunda realiza una compra similar a la primera y la tercera persona compra solamente pintura. Al día siguiente la persona que solo compro la pintura decide comprar el removedor de pintura. Ahora bien, viendo este comportamiento en las ventas podemos deducir que sería acertado colocar una política de recomendación a las personas que compran pintura para que también lleven removedor de pintura o simplemente crear combos de productos con aquellos que son más vendidos en conjunto. Para finalizar…Cuando estés en el supermercado este viernes en la noche recuerde que los pañales los encontrarás al lado de la cerveza.